LAS PRUEBAS CANINAS DE AGILIDAD

Nacieron en el Reino Unido en el año 1977 y están inspiradas en los concursos hípicos de salto. El perro debe de superar un recorrido con obstáculos diversos, siguiendo unas reglas específicas en cada uno de ellos y recogidas en un reglamento de carácter Internacional (Fédération Cynologique Internationale). El dueño-guía, puede animar a su perro en todo momento, sin llegar a tocarle, ni llevar nada en sus manos.

EL TRAZADO DEL RECORRIDO

Debe realizarse en un tiempo determinado por el Juez de la Prueba. Un número al pie de cada obstáculo indica el itinerario a seguir, siendo secreto hasta el comienzo de la competición, momento en el que se permitirá realizar un breve reconocimiento sin el perro, a fin de memorizarlo y estudiar la estrategia a seguir durante su conducción.

LA FINALIDAD

El Agility es una competición canina abierta a todos los perros. Consiste en hacerles superar diferentes obstáculos con el fin de valorar y potenciar su inteligencia y agilidad. Se trata de una actividad educativa y deportiva que favorece su buena integración dentro de la sociedad. Esta disciplina implica una relación armónica entre el perro y su guía, lo que redundará en la perfecta relación del equipo. Por lo tanto, es necesario que los participantes posean las bases elementales de educación y obediencia.


TEST DE SOCIABILIDAD

Antes de empezar a competir (se empieza a competir cuando el perro ha cumplido los 18 meses), todos los perros deben pasar unas pruebas por un juez autorizado para comprobar que no es un peligro para las personas u otros perros ya que estarán sueltos sin correa durante la competición, no deben mostrar agresividad ni miedo.


CATEGORÍAS Y GRADOS

Todos los perros se encuadran en categorías según su tamaño y grados según el nivel de competición que tengan.

CATEGORÍA

  • (S): Pequeña, para perros por debajo de 35cm. a la cruz.
  • (M): Mediana, para perros de 35cm. de altura a la cruz y menos de 45cm.
  • (L): Estándar, para perros de 43cm. a la cruz o más.

GRADOS

  • Grado 1: Es el grado de iniciación al Agility, siendo los recorridos más fáciles y con más tiempo para realizarlos.
  • Grado 2: Es el grado de competición, da acceso a competir en el Campeonato de España, (teniendo que sacar los puntos necesarios), los recorridos son más complicados que en grado uno y los tiempos se acortan para realizarlos.
  • Grado 3: Es el grado de alta competición, aparte de dar acceso al Campeonato de España, también da acceso tras pasar unas pruebas llamadas selectivas a participaren en el Campeonato del Mundo. Lógicamente los recorridos se complican más y los tiempos para realizarlos se reducen. Para pasar del grado 1 al 2 y del 2 al 3 se tienen que obtener unos puntos que pueden variar todos los años.

OBSTÁCULOS

SALTOS

Salto de vallas

Consiste en que el perro tiene que saltar por encima del palo sin derribarlo. Para aprender este obstáculo, se iniciará al perro estando el palo en el suelo y posteriormente ir subiendo hasta la altura que corresponda según la altura de cada categoría. (No dejar que cachorros y perros menores de 1 año, salten a la altura máxima hasta que completen su desarrollo para evitar posibles lesiones)

Rueda

Básicamente consiste en que el perro pase por dentro de la rueda sin romper su forma. Para aprenderlo, se enseñará siempre desde la altura más baja estando el guía en el otro lado y llamando al perro.

Muro o viaducto

Consiste en saltar el obstáculo sin derribar las tejas finales. Se puede enseñar en carrera o poniéndose el guía en el otro lado y llamando al perro, siempre empezando desde la altura más baja.

Salto de longitud

Consiste en que el perro realice un salto a lo largo y no en altura, sin tocar ni derribar cualquiera de los elementos que están separados entre sí, no se puede acometer el obstáculo entre los palos verticales. Se puede enseñar el obstáculo en carrera o poniéndose el guía delante y llamando al perro, siempre con menos elementos o juntándolos y progresivamente añadiendo más.

CONTACTOS

Pasarela

Consiste en recorrer un obstáculo con subida, llaneo y bajada con la particularidad de que el perro tiene que tocar aunque sea solo con una pata unas zonas delimitadas con otro color tanto en la subida como en la bajada. Se puede aprender de dos formas: Dos dentro, dos fuera, Estando uno de los elementos que forma la bajada o subida en el suelo, el perro lo recorrerá hasta la zona de color dejando las patas traseras pisando la zona y las delanteras la tierra, delante suyo tendrá el tarjet o alfombra a poca distancia donde el guía le habrá dejado algún premio o golosinas, ir enlazando el obstáculo completo poco a poco hasta hacerlo entero y siempre a poca altura.

Running contact: consiste en atravesar toda la pasarela, pero sin parar, lógicamente tocando las zonas de distinto color.

Aquí el tarjet estará más alejado del perro.

 

Empalizada

Consiste en atravesar un obstáculo de forma piramidal con subida y bajada donde el perro tiene que pisar aunque sea con una pata, unas zonas delimitadas con otro color. Se puede enseñar de la misma manera que la pasarela.

Balancín

Consiste en un obstáculo de subida y bajada y además móvil, el perro debe tocar las zonas de distinto color aunque sea con una sola pata y no abandonar el obstáculo hasta que éste haya tocado el suelo. Se puede enseñar de la misma forma que la pasarela y la empalizada, haciendo hincapié en el equilibrio al ser móvil.

OTROS

Slalon

Es posiblemente el obstáculo más difícil, consiste en que el perro haga el recorrido entre los palos en movimiento de zigzag hasta completarlo sin salirse y siempre entrando teniendo el primer palo a su izquierda. Para enseñarlo al perro, se hará un pasillo abierto con los palos que tendrá que recorrer de una punta a otra , progresivamente se le irá aproximando los palos hasta formar el obstáculo completo, se pueden utilizar unas guías para que el perro se vaya acostumbrando al zigzag y más adelante irlas quitando.

Túnel rígido

Consiste en un obstáculo donde el perro debe introducirse entrando por una de sus bocas y saliendo por la otra. Pueden ponerlo recto o en curva. Para enseñárselo al perro necesitamos otra persona que sujete y encare al perro con la boca del túnel mientras el guía está en el otro extremo llamándole, Es mejor empezar con un túnel cortito al principio y luego ir estirándolo.

Túnel de lona o ciego

Consiste al igual que el túnel rígido en introducirse por una boca y salir por la otra, con la particularidad que al salir, el perro tiene que levantar una lona o tela que le impide el paso. Aquí también se necesita la ayuda de otra persona para enseñárselo al perro, mientras el guía ordena que entre la otra persona levanta la lona para facilitar el paso, cuando el perro ha pasado varias veces, la persona que sujeta la lona irá dejándola caer despacio sobre el perro cuando esté saliendo de tal forma que el perro se vaya acostumbrado al roce con la lona hasta que por sí solo la levante.

Mesa

Consiste en que el perro suba a una mesa y permanezca quieto mientras el juez de la prueba hace una cuenta atrás y de la orden de abandonarla. Se enseñará dejando algún premio o golosinas encima de la mesa para que el perro suba y dejando quieto al perro durante unos segundos.


LA COMPETICIÓN

SE DIVIDE EN

  • AGILITY: Recorrido que tiene zonas de contacto.
  • JUMPING: Recorrido que no tiene zonas de contacto, normalmente mucho más rápido.

PENALIZACIONES

  • FALTAS: derribos de las barras de los saltos, no tocar con alguna de la patas las zonas de contacto señalizadas en diferente color, sobre los extremos de: “Empalizada”, “Pasarela” y “Balancín”.
  • REHUSES: las paradas del perro frente al obstáculo, los desvíos laterales o el abandono antes de haberlo superado totalmente.
  • DE TIEMPO: se contabilizan a un punto por cada segundo sobrepasado (con apreciación de las correspondientes centésimas).

BENEFICIOS PARA EL PERRO DE AGILITY (Y GUÍAS)

  • SOCIABILIDAD: Practicar Agility exige compartir espacios con más perros y personas, esto permite que el perro trabaje su sociabilidad de una forma sana.
  • OBEDIENCIA: Antes de competir hay unas nociones mínimas de obediencia que se practican y que sirven para que el perro obedezca las indicaciones del guía.
  • AGILIDAD: Esta es una de las principales cualidades que desarrolla un perro con la práctica del Agility, son ejercicios que hacen que el perro tenga actividad.
  • ESTIMULACIÓN: El perro durante el proceso de entrenamiento o competición, trabaja cuerpo y mente ya que estos ejercicios suponen un reto para el perro.

COMPLICIDAD PERRO-GUÍA.

El trabajo conjunto y el tiempo que se pasa juntos ayuda a crear un vínculo especial sano y bonito entre los dos.


Gerardo y Nico

Autor (es) : Gerardo y Nico

Somos Gerardo y Nico. Aficionados de esta raza desde hace más de 20 y 3 años respectívamente. Tenemos una afición que se llama Agility y todos nos lo pasamos genial. Queremos dar las gracias a todas las personas que nos han cedido las fotos.