Página sin terminar contenido, estamos trabajando en ello. En breve quedará completada al 100%


MANTENIMIENTO PELAJE EAT

El cuidado del pelo del EAT es muy sencillo, al ser un perro pastor es más rústico y tiene un pelaje generalmente suave y bien peinado sin apenas esfuerzo. En principio con un buen cepillado cada poco tiempo es más que suficiente. De todos modos vamos a hablar un poco de los diferentes tipos de pelo de cada variedad y de los posibles métodos de higiene.

El pelo del gorbeia es moderadamente largo, de textura suave. Pelo liso y corto. En la cara, el pelo es liso y muy corto, así como en la parte anterior de extremidades, con flecos en la parte posterior de las mismas. Con un cepillado cada poco tiempo para eliminar los pelos muertos y la suciedad o polvo que pueda coger es suficiente.

El pelaje del iletsua es moderadamente largo, áspero, de aspecto rústico. Más corto en cara y parte anterior de las extremidades. De nuevo con un buen cepillado de preferencia diario es suficiente. Al tener un pelo algo más cerdoso hay que estar atentos a cepillar bien la suciedad para que no se formen rastas, con un cepillado constante se mantendrá bien durante mucho tiempo.

Con un buen cepillado evitaréis que el pelo se caiga en abundancia y que huela mal, además conseguiréis que luzca brillante y saludable.

Se les puede dar también un baño de cuando en cuando pero no es bueno abusar pues el pelo podría perder su brillo natural y al ser un perro de tan rústico, de trabajo, no lo precisa. Sólo cuando esté realmente sucio. Si el perro va a exposiciones, con un baño el día de antes de esta es más que suficiente.

A continuación podéis encontrar algunos consejillos más detallados sobre el tema que igual os puede interesar:

  1. Cómo dar un buen cepillado.
  2. Baños.
  3. Trucos para un perro más brillante.
  4. Rapar ¿sí o no?

1. CÓMO DAR UN BUEN CEPILLADO

Entre los cuidados que precisa el pelo de nuestra mascota está el cepillado, la más importante, que aporta grandes beneficios para el animal y para ti, ayudándote a mantener su pelaje más limpio y tu casa con menos presencia de pelos. Además esto crea cierto vínculo y permite que el perro se acostumbre a ser manipulado, algo importante de cara a la socialización. A continuación os damos unas pautas para dar un buen cepillado a nuestro perro y los beneficios que esto puede aportar.

  • Acostumbra a tu perro desde pequeño al cepillado, de este modo a medida que crece el animal será mucho más tranquilo y dócil durante el peinado. Al final el cepillado acaba siendo un momento compartido entre dueño y mascota que refuerza el vínculo, hay perros que cuando se les enreda mucho algo hasta vienen a pedirte el cepillado. El cepillado frecuente no solo reduce la caída del pelo, sino que además te permite darle cariño a tu perro, desenredar nudos y revisar la piel de tu mascota para asegurarte que está saludable y sin pulgas. Además este hábito reduce de forma notable el mal olor en el pelaje de tu mascota, permitiendo que el perro esté limpio por más tiempo.
  • Ten en cuenta que el cepillado es como una especie de masaje para tu mascota, por lo que tras algunas primeras experiencias en las que se sentirá inquieto luego comenzará a disfrutarlo. Es importante ser perseverante hasta que el can se acostumbre. Cuando el perro es pequeño puedes sentarlo en tu regazo y sujetarlo con delicadeza pero firmemente para que no se vaya, cuando ya tenga un tamaño adulto puedes sentarte en una silla a una altura que te permita peinar la parte superior del animal, para luego sentarte en el suelo y acabar con el resto.
  • Al ser perros de pelaje moderadamente largo, lo ideal es cepillarle cada dos días, especialmente en el caso del iletsua. Además los perros suelen mudar dos veces al año, especialmente en primavera y otoño, cuando deberás intensificar el cepillado en estas épocas para disminuir la presencia de pelos.
  • Además es importante prestar atención al pelo de sus patas, utiliza un paño o una esponja húmeda para limpiar el pelo sucio cerca de sus pezuñas de este modo podrás controlar infecciones, espigas y problemas en el área. Su cola también merece cuidado, limpia el pelo de la parte posterior de cualquier suciedad que haya podido arrastrar especialmente al tratarse de perros de cola larga. El pelo alrededor del hocico también puede ensuciarse con comida o por andar jugando, puedes limpiarlo también con un paño o esponja húmeda. En cuanto al área alrededor de los ojos elimina la suciedad con un algodón mojado, hazlo periódicamente para evitar problemas en esta parte tan delicada.
  • Hay muchos tipos de cepillos en el mercado, lo ideal para los EAT es uno para pelo largo o medio con un cepillo alisador. Los cepillos alisadores son metálicos y se diferencian de los demás por tener varias líneas de cerdas metálicas, muy finas, y con una ligera curva en la punta de los dientes. Pasa el cepillo para eliminar el pelo muerto acumulado y, por último, utiliza el cepillo de cerdas naturales. Hazlo de forma suave para no dañar a tu perro.
  • Si notas que tu perro está perdiendo más pelo de lo normal o que tiene alguna irritación, herida o sensibilidad cutánea acude al veterinario.


2. BAÑOS


3. TRUCOS PARA UN PELO MÁS BRILLANTE

Aquí os contamos una serie de remedios para que l pelo de nuestro can luzca más sano y brillante.

La apariencia del perro de un perro depende de muchas causas, entre ellas, la alimentación, la salud o encontrar el jabón adecuado para su tipo de pelo. Con estos truquitos nuestro perro destacará por el brillo de su pelo.

ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva tiene un efecto increíble que se nota enseguida. Dale un poco de aceite de oliva en el pienso y en pocos días notarás una diferencia abismal en el pelo de tu perro: mucho más brillo y suavidad, que además les encanta. Recuerda que las cantidades son importantes y que no es necesario hacerlo en más de una comida a la semana. Un aceite de oliva que les gusta especialmente es el de las latas de conservas de pescado de atún o sardinas, con ese regusto a pescado se relamen los bigotes durante horas, y de paso les das omega 3.

PEREJIL

Aunque parezca sorprendente un ingrediente infalible para realzar el brillo es el perejil. Se le puede administrar de dos maneras: Una a través de la comida y otra del baño.

Si se lo das con la comida has de mezclar diariamente unas pequeñas hojas de perejil picado con la comida de tu perro. Si lo camuflas, no notará nada y se lo comerá sin extrañeza. En pocos días el pelo le lucirá brillante y suave.

La otra opción es usarlo a la hora del baño. Utilízalo para aclararle el pelo tras el baño. Pon a hervir unos minutos una rama de perejil en medio litro de agua y después déjalo enfriar, después aclaralo con esta agua. Lo notarás enseguida.

ZANAHORIAS

Otro remedio casero más son las zanahorias crudas. La vitamina A es muy importante para la salud de la piel y el pelaje de nuestro perro. Si quieres que su pelo luzca esté brillante prueba rayando una zanahoria cruda en cada comida. Además suelen gustarles.


4. RAPAR ¿SÍ O NO?

Cansados estamos los profesionales de repetir siempre el mismo sermón (porque así se lo toman los dueños) cuando nos piden rapar un perro de muda, pero más aún estamos de escuchar estas peticiones y de ver cómo nuestros argumentos sólo sirven para perder el tiempo.

 A ellos sólo les importa que el perro tira pelo y que pasa mucho calor porque les ven jadear.

 1: el perro tira pelo porque es un perro de muda.

 2: el perro jadea porque es su método de refrigeración. No sudan por el cuerpo como nosotros.

 Esto demuestra que el propietario poco entiende sobre perros y menos sobre su propio perro.

 El pelo protege al perro del sol, frío, calor y viento. Si quitamos ese pelo, dejamos la piel expuesta a este tipo de factores ambientales que pueden derivar en problemas a largo plazo (melanomas producidos por quemaduras).

 Un ejemplo muy sencillo: ¿cuántas personas vemos en verano con la cabeza totalmente afeitada o personas ya calvas que no se protejan con una gorra? Nadie, ¿verdad? ¿Y por qué quieres hacerle lo mismo a tu perro?

 Además, si rapamos ese pelo estamos alterando su proceso de crecimiento, lo que conlleva a un crecimiento irregular, lento, y un pelo nuevo sin fuerza, brillo y hará cada vez mudas más fuertes y exageradas. ¿Por qué?

Enumero los motivos:
1) El pelo de cobertura se pierde porque le come terreno el subpelo.
2) Ese subpelo es el que vemos cuando decimos: “ha perdido textura, brillo, fuerza, le vemos más rizado…”

3) Las mudas serán cada vez más intensas

4) Al rapar este tipo de pelo y otros pelos a una medida muy corta conseguimos no sólo quemar la piel del animal, sino dañar el músculo erector del pelo. El músculo erector se encarga de renovar la capa de grasa protectora de la piel. Si el músculo no funciona, la piel no se protege ni se nutre, y esto da lugar a problemas de piel como dermatitis y seborreas.
5) Es muy probable que también se vea afectado el crecimiento del pelo, razón por la que muchos perros siguen con calvas incluso años después de un rapado.

 Lo que les hace pasar calor es toda esa muda que hay que cepillar. Si no se quita esa muda, la piel no transpira y, a parte de pasar calor, puede provocar problemas de piel a causa de esa no transpiración.

 Cepillar, cepillar y más cepillar. Es lo que necesitan estos perros.

 

Sueta

Autor (es) : Sueta

Curiosa y enamorada de estos perros. Tratando de aportar un granito de arena para que se les conozca y comprenda mejor, pudiendo así disfrutar de ellos durante mucho tiempo. "Deja el mundo mejor de como lo encontraste." B.P.