PETIT BERGER DES PYRÉNÉES

El Pastor de los Pirineos o Pirenaico (Pyrenean Shepherd o petit berger des pyrénées) es una raza de perro pastor de vigilancia originario de Francia, está formado por dos variedades diferentes: el Pastor de los Pirineos de Pelo Largo y el Pastor de los Pirineos de Cara Rasa.

HISTORIA

Esta raza canina es muy antigua, es de los más antiguos de los perros pastores franceses, pero en realidad, sus orígenes se desconocen.

Su origen y su historia se supone que es la misma, que la de los otros perros de pastor europeos descendientes de canes asiáticos.

Después de la Primera Guerra Mundial, el Pastor de los Pirineos obtuvo un gran reconocimiento en Francia gracias a su excelente y valiente trabajo durante la Guerra como de correos, en rescate y búsqueda de perros, y como perros de guardia, a partir de entonces, fue más frecuente verlo como mascota.

MORFOLOGÍA

PASTOR DE LOS PIRINEOS PELO LARGO

CARACTERÍSTICAS GENERALES

  • NOMBRE OFICIAL: Chien de Berger des Pyrénées à poil long
  • TAMAÑO: Razas de perro medianas
  • ALTURA: 40-50 cm
  • PESO: 8-14 kg
  • ESPERANZA DE VIDA: 11-13 años
  • ORIGEN: Francia
  • GRUPO/SECCIÓN FCI: Grupo 1 / Sección 1: Perros de pastor

GENERAL

El pastor de los Pirineos de pelo largo es un perro de trabajo vigoroso, de talla mediana, fuerte, de osamenta fina, enérgico, veloz y siempre alerta. Su cabeza tiene forma triangular, con un hocico más achatado que el de pelo raso. Sus orejas son triangulares, puntiagudas, finas y colgantes. Su cola es de implantación baja, de longitud media y terminada en forma de hoz. Su pelo es bastante largo y abundante, especialmente en los muslos y la grupa, liso y áspero al tacto. Tiende a formársele mechones o trenzas debido a la mezcla de pelo seco y lanudo. El color del manto puede ser leonado, gris o leonado carbonado (a veces con manchas blancas en cabeza pecho y extremidades) azul con negro, moteado o negro marcado de blanco.

El pastor de los Pirineos de pelo largo es una raza estrechamente ligada a otros tipos de perros de pastor de los Pirineos como el Gos d’atura català. En los siglos XVIII y XIX eran muy apreciados por los tratantes de caballos y por los conductores de ganado y tuvo su momento de esplendor durante la Primera Guerra Mundial por su servicio en el ejército francés como perro mensajero. Nunca hubo un plan selectivo de cría y como en el caso del Atura Català había bastantes variedades de un valle al otro. En 1921-1925 se redactó su primer estándar que sería modificado en diversas ocasiones a lo largo del Siglo XX, la última en 2001. Actualmente ninguna de las dos razas de pastores pirenaicos es muy conocida fuera de Francia pero sus victorias en los campeonatos de agility y otras pruebas les está proporcionando proyección internacional.

El pastor de los Pirineos de pelo largo es un pastor típico cuya principal actividad ha sido, tradicionalmente, la de guiar y proteger los rebaños y en los valles pirenaicos y pie de montes. En tiempos recientes se ha convertido también en mascota, especialmente en Francia y ha ganado popularidad en pruebas de campo y concursos, especialmente el flyball, la “competitive obedience” y las pruebas de “agility”. Por sus características requiere actividad intensa y necesita ejercicio, paseos, actividad, ocupación, correr y jugar. Ama las excursiones en la naturaleza y son aptos para entornos rurales y espacios amplios con salida al exterior aunque son muy maleables y adaptables a diferentes situaciones. Como perro de trabajo es muy inteligente y suele estar siempre alerta. Es eficaz, inteligente, enérgico, resistente, infatigable y valiente ante animales salvajes. En familia son buenos compañeros, afables, afectuosos, fieles y protectores. Son, eso sí, muy cautelosos con los extraños siendo guardianes natos. Por sus características pueden ser problemáticos con otros perros y pese a su docilidad se les debe educar desde pequeños con firmeza para una correcta socialización, especialmente si se va a destinar a mascota familiar. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

El pastor de los Pirineos de pelo largo es una raza rústica y bastante sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito. Conviene, sin embargo, revisarle sus orejas para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos. En el caso de ser un perro de trabajo, o bien realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y ocupación constante. Respecto al mantenimiento de su pelaje éste requiere un cepillado regular con peine de crin tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado al menos cada seis meses.

PASTOR DE LOS PIRINEOS CARA RASA

 CARACTERÍSTICAS GENERALES

  • NOMBRE OFICIAL: Chien de Berger des Pyrénées à face rase
  • TAMAÑO: Razas de perro medianas
  • ALTURA: 40-54 cm
  • PESO: 8-14 kg
  • ESPERANZA DE VIDA: 11-13 años
  • ORIGEN: Francia
  • GRUPO/SECCIÓN FCI: Grupo 1 / Sección 1: Perros de pastor

GENERAL

El pastor de los Pirineos de cara rasa es un perro de trabajo vigoroso, de talla mediana, fuerte, de osamenta fina, enérgico, veloz y siempre alerta. Su cabeza tiene forma triangular, provista de pelos muy finos y un hocico alargado, lo que le da la distinción de raza respecto al pastor de pelo largo. Sus orejas son triangulares, puntiagudas, finas y colgantes. Su cola es de implantación baja, de longitud media y terminada en forma de hoz. Su pelo es semi-largo, llegando a los 7 cm en cuello y cruz y algo menos en la espalda. El color del manto puede ser leonado, gris o leonado carbonado, a veces con manchas blancas en cabeza pecho y extremidades, azul con negro, moteado o negro marcado de blanco.

 El pastor de los Pirineos de cara rasa es una raza ligada a otros tipos de perros de pastor de los Pirineos como el Gos d’atura català o el pastor vasco. En los siglos XVIII y XIX eran muy apreciados por los tratantes de caballos y por los conductores de ganado y tuvo su momento de esplendor durante la Primera Guerra Mundial por su servicio en el ejército francés como perro mensajero. La variedad azul mirlo del cara rasa parece ser una de las bases del actual pastor australiano californiano cuando estos perros fueron empleados por la Western Range Association entre 1940-1970. Actualmente ninguna de las dos razas de pastores pirenaicos es muy conocida fuera de Francia pero sus victorias en los campeonatos de agility y otras pruebas les está proporcionando proyección internacional.
El pastor de los Pirineos de cara rasa es un pastor típico cuya principal actividad ha sido, tradicionalmente, la de guiar y proteger los rebaños y en los valles pirenaicos y pie de montes. En tiempos recientes se ha convertido también en mascota, especialmente en Francia y ha ganado popularidad en pruebas de campo y concursos, especialmente el flyball, la “competitive obedience” y las pruebas de “agility”. Por sus características requiere actividad intensa y necesita ejercicio, paseos, actividad, ocupación, correr y jugar. Ama las excursiones en la naturaleza y son aptos para entornos rurales y espacios amplios con salida al exterior aunque son muy maleables y adaptables a diferentes situaciones. Como perro de trabajo es muy inteligente y suele estar siempre alerta. Es eficaz, inteligente, enérgico, resistente, infatigable y valiente ante animales salvajes. En familia son buenos compañeros, afables, afectuosos, fieles y protectores. Son, eso sí, muy cautelosos con los extraños siendo guardianes natos. Por sus características pueden ser problemáticos con otros perros y pese a su docilidad se les debe educar desde pequeños con firmeza para una correcta socialización, especialmente si se va a destinar a mascota familiar. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

El pastor de los Pirineos de cara rasa es una raza rústica y bastante sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito. Conviene, sin embargo, revisarle sus orejas para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos. En el caso de ser un perro de trabajo, o bien realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y ocupación constante. Respecto al mantenimiento de su pelaje éste requiere un cepillado regular con peine de crin tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado al menos cada seis meses.

BIBLIOGRAFÍA

La información y fotografías a partir de las cual ha sido posible redactar este articulo han sido las siguientes:

www.webanimales.com

Wikipedia francesa

 

Autor (es) : Alberto Garayoa (Artzain)

Empeñado en el proyecto de recuperación del Euskal Artzain, perro de pastoreo vasco desde 1998.

LA VIDA ES AHORA